Wednesday, December 7, 2022
HomeMeditationDía a día, momento a momento.

Día a día, momento a momento.


Sandra Gonzalez nos habla sobre la percepción directa, donde el escuchar easy nos lleva a vivir en contacto directo con lo que está pasando aquí en el momento presente. 

Picture by Taneli Lahtinen

Vivir en el momento requiere que actuemos de forma compasiva, directa y responsable; actuando en armonía y en contacto directo, de manera abierta con lo que está ocurriendo en este momento, dentro y fuera de nosotros, ¿no es así? En este momento, exactamente como es, no como pensamos o sentimos que está ocurriendo.  Un momento libre de interpretar, comparar, o proyectar, siempre en referencia a nuestras concepts, creencias o estados emocionales. Vivir día a día, momento a momento, es desde donde una acción completa es posible, “La acción completa ocurre en armonía con la circunstancia presente” – Lao Tzu

Estas acciones no actúan a partir de nuestras emociones como la rabia, el miedo,  o a raíz de nuestras creencias. La acción completa emerge de  la percepción de la causa de la reacción a una circunstancia específica. Esta percepción o conciencia crea el espacio en donde se ven y entienden las reacciones de ambas partes involucradas, su conexión con el pasado, y las consecuencias de esa acción si respondemos desde ella. Una apertura en donde el escuchar easy o la percepción directa emerge sin agenda o motivo, libre de la modalidad de la preocupación por uno mismo o actividad centrada en el “yo.”

Vivir momento a momento es observar lo que surge por lo que es: historias como historias, pensamientos como pensamientos, hechos como hechos. Sin confusión. Luego sólo existe SER/VIVIR, respondiendo a lo que sea que este momento nos revela y llame

Viviendo desde la apertura, el interés y la curiosidad, y en contacto directo con lo que está aquí en el momento presente, somos  respetuosos y sensibles con los demás. Estando aquí, en contacto con lo que es, la percepción es más completa, y podemos ver las consecuencias de nuestras acciones. ¿No es acaso esa la esencia de la responsabilidad? Esta apertura o silencio contiene todas las llamadas virtudes: compasión, empatía, humildad y verdadera inteligencia.

Explorando más este vivir desde el momento presente, hay un escuchar easy, conexión y espacio desde donde surgen las respuestas. La percepción no está fragmentada, es completa, sin estar distorsionada por prejuicios y deseos. Luego hay claridad de acción, una claridad que es el resultado pure de estar aquí, sin identificarnos con nuestras creencias o emociones, pero conscientes de ellas.

Las respuestas desde este espacio son carentes de miedo, ya que surgen desde un espacio de no-identificación con nuestros incontables “se debería” y “no se debería”, imágenes e historias, emociones e concepts. Este miedo paralizante de estar equivocados, de no agradar o no ser querido, estrecha nuestra perspectiva, evitando que respondamos adecuada y espontáneamente,  viviendo momento a momento.  Este miedo distorsiona los hechos según interpretaciones basadas en experiencias pasadas; reaccionando a cualquier situación desde esas creencias e imágenes almacenadas en nuestra memoria, con sus respectivas memorias de emociones, códigos de conducta que nos dicen cómo comportarnos, pensar, y sentir. Estas reacciones que provienen de experiencias pasadas, positivas o negativas resultan en un sistema reactivo automático, basado en el pasado, y proyectando un futuro. Los otros y el mundo son evaluados desde esas imágenes y creencias – construyendo un mundo “conocido” que creemos es el actual, condicionando la manera en que funcionamos y respondemos a diferentes circunstancias.

Vivir momento a momento es observar lo que surge por lo que es: historias como historias, pensamientos como pensamientos, hechos como hechos. Sin confusión. Luego sólo existe SER/VIVIR, respondiendo a lo que sea que este momento nos revela y llame. Nuestras vidas se vuelven más simples, viviendo con humildad y compasión hacia uno mismo y hacia los demás. Con una mente abierta y flexible ¡Aquí! ¡Vacía! ¡Sin saber!

¿Cuál es la práctica?

Esta práctica es el Trabajo Momento a Momento de Indagación Meditativa, es un meditar en la quietud del silencio sin ninguna técnica, solos o acompañados. Es sentarse calladamente – escuchando, observando, atendiendo lo que cada momento nos presenta dentro y fuera de nuestra mente/cuerpo: descontento, deseos, dolor o aburrimiento, así como también resistencia a ver/sentir directamente lo que hay. Observado también cómo la mente escapa en fantasías de placer o dolor, juzgando y creyendo. Escuchando así mismo el canto de un pájaro, el sonido de un carro que pasa, la brisa fresca que roza la piel, la respiración, sin controlar nada, presentes aquí y ahora abrazándolo todo. Este easy observar nos ayuda a reconocer los patrones de nuestra mente.

Al practicar estamos invitando y fortaleciendo poder vivir desde la Mente de principiante o mente abierta e inocente que no está centrada en nada específico, sino en estado de alerta, curiosa e interesada. Esta alternativa forma de vivir  puede ser sostenida en todas nuestras actividades, momento a momento, día a día.

 

ACERCA DE SANDRA GONZALEZ

Sandra Gonzalez nació en Nicaragua y desde 1980 vive en los Estados Unidos. Desde 1988, Sandra se ha enfocado en el trabajo meditativo basado en la práctica de entender y explorar nuestra verdadera esencia a través de la observación directa desde el aquí y ahora, Momento a Momento, que se practica en Springwater Middle en New York. En el 2003, Toni Packer nombró a Sandra como una de las personas encargadas en continuar el trabajo de “ Indagación Meditativa “, dirigiendo retiros y talleres en Springwater Middle, en California, Costa Rica, México, Argentina y Nicaragua durante el invierno. Para mas informacion visita www.springwatercenter.org

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments